FANDOM


TÍTULO III
EL JEFE DE ESTADO Y EL GOBIERNO DEL ESTADO


CAPÍTULO I
EL JEFE DE ESTADO


Artículo. 41

  1. El Jefe de Estado será elegido por todos los ciudadanos costarricenses.
  2. Todo costarricense que haya cumplido 35 años es elegible.
  3. El resto de exigencias serán desarrolladas por una Ley del Estado.

Artículo. 42
El Jefe de Estado deberá prestar el siguiente juramento el acto de toma de posesión de su cargo:

“Juro dedicar mis fuerzas al bienestar del pueblo costarricense, a acrecentar sus bienes, evitarle males, a guardar la Constitución y las Leyes de la República, cumplir mis obligaciones en conciencia y hacerle justicia frente a todos”.

Es lícita la adición de una invocación religiosa.

Artículo. 43
El mandato del Jefe de Estado dura ocho años, siendo posible la reelección.

El Jefe de Estado puede, no obstante, ser depuesto antes del transcurso de aquel plazo a petición del Parlamento mediante una votación popular. El acuerdo del Parlamento requiere una mayoría de dos tercios. Adoptado el acuerdo el Jefe de Estado cesará en el ejercicio de su cargo. El rechazo en la votación popular a la deposición será considerado una nueva elección y conlleva la disolución del Parlamento.

El Jefe de Estado no puede ser perseguido penalmente sin el consentimiento del Parlamento.

Artículo. 44
El Jefe de Estado no puede ser, al mismo tiempo, miembro del Parlamento ni podrá serlo dentro de los cuatro años siguientes después de finalizada su Jefatura.

Artículo. 45
El Jefe de Estado ostenta la representación internacional de la República. Suscribe en nombre de la República acuerdos y otros tratados con potencias extranjeras. Acredita y recibe a los embajadores.

La declaración de guerra o de paz tiene lugar por medio de una Ley del Estado.

Los acuerdos y tratados con estados extranjeros que se refieren a materias en las que el Estado tiene la competencia legislativa exclusiva requieren el consentimiento del Parlamento.

Artículo. 46
El Jefe de Estado nombra y depone a los funcionarios del Estado así como a los oficiales, mientras no se disponga por Ley lo contrario. Puede delegar en otras autoridades la competencia de nombramiento y cese.

Artículo. 47
El Jefe de Estado ostenta el mando supremo de las fuerzas de defensa de la República, inmediatamente lo será el Jefe Supremo de la Policía Militar.

Podrá además, crear los órganos necesarios adscritos a su Presidencia para distintos asuntos que requieran Secreto de Estado. 

Artículo. 48
Si una Provincia no cumpliese con sus obligaciones conforme a lo dispuesto en la Constitución o en una Ley del Estado, el Jefe de Estado puede hacérselas cumplir mediante las fuerzas armadas, salvo aquellas obligaciones que pongan en peligro al pueblo o conlleven a la comisión de un delito.

Si la seguridad y el orden públicos se viesen gravemente alterados o amenazados, el Jefe de Estado podrá adoptar las medidas necesarias para el restablecimiento de la seguridad y orden públicos, utilizando incluso las fuerzas armadas si fuera necesario. A tal fin puede suspender temporalmente el disfrute total o parcial de los derechos fundamentales recogidos en los artículos 114, 115, 117, 118, 123, 124 y 153.

El Jefe de Estado está obligado a informar inmediatamente al Parlamento de la adopción de todas las medidas tomadas conforme a los párrafos 1 ó 2 de este artículo. Las medidas deberán ser derogadas a petición del Parlamento.

En caso de peligro por demora, el Gobierno de cualquier Provincia puede adoptar provisionalmente medidas de carácter similar a las referidas en el párrafo 2º. Las medidas deberán ser derogadas a petición del Parlamento o del Jefe de Estado.

El resto será determinado por una Ley del Estado.

Artículo. 49
El Jefe de Estado ejerce el derecho de gracia dentro de la República.

Las amnistías de ámbito nacional requieren una Ley del Estado.

Artículo. 50
Todos los actos y disposiciones reglamentarias del Jefe de Estado, incluso aquellas emanadas dentro del ámbito de las fuerzas de defensa, requieren para su validez el refrendo del Canciller del Estado o del ministro del ramo. A través del refrendo se asume la responsabilidad por el acto.

Artículo. 51
En caso de imposibilidad para el ejercicio de su cargo el Jefe de Estado será representado en primer término por el Canciller del Estado y sino por el Presidente del Parlamento. Si la imposibilidad fuese a durar previsiblemente mucho tiempo, la representación deberá ser reglada por una Ley del Estado.

Lo mismo tiene aplicación en el caso de una vacante prematura de la Presidencia hasta la celebración de una nueva elección.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar